No puedo decidir, no sé cuál es la opción correcta, me agobio con cualquier cosa, dudo… ¿Te suena? Sigue leyendo.

Por qué me pasa esto

Tomar una decisión no es algo fácil y es cuestión de aprender a hacerlo. Dudamos más cuando las consecuencias de nuestras decisiones son más “importantes” para nosotros, o así lo percibimos. Las repercusiones de cada una de esas opciones entre las que estamos dudando son parecidas, no hay ninguna que sobresalga por encima de las demás. No existe la opción perfecta para nosotros.

Dudar entre las diferentes opciones y posponer la decisión aporta cierto control, puesto que pensamos que así podemos valorar bien los pros y contras de cada una de nuestras opciones. Pero ahí está el error, esto no hace más que generar incertidumbre y, a la larga, sentimos que no somos capaces de decidir. Cada vez nos cuesta más tomar decisiones, por muy insignificantes que sean: ¿pantalón azul o pantalón negro?, por ejemplo.

Tenemos miedo a equivocarnos, miedo a no saber qué ocurrirá. Por eso no decidimos, quizá en algún momento de ese largo período en el que no decido aparezca una idea brillante que me asegure que esa es la mejor opción. Nunca ocurre, y lo sé, pero siempre me queda esa “esperanza”. Y pasan los días y no decido.

Y me agobio y sufro, pero no “puedo” tomar una decisión. Aunque la realidad es que no quiero hacer frente a tomar la decisión y pensar en aquello que puede ocurrir o aquello que he dejado pasar por no decidir la otra opción. Creemos que cada una de las decisiones que tomamos determinan nuestra vida y generan consecuencias inalterables. Estamos prisioneros de las opciones y alternativas que se nos presentan a diario, pero no es mejor no poder decidir. Lo mejor es aprender a hacerlo.

Qué puedo hacer

Esta es la situación de las personas que no son capaces de tomar decisiones. Se trata de empezar a hacerlo, para lo cual la ayuda de un psicólogo a veces es imprescindible, y no sólo eso, también un compromiso por parte de la persona para hacerlo. No hay que empezar por las decisiones más importantes, sino por aquellas más sencillas para la persona. Esto va a favorecer que se avance y se genere cierta idea de control. Se puede.