anorgasmiaEl orgasmo es la apreciación subjetiva de intensa emoción y gozo durante las relaciones sexuales, pero existen situaciones en las que, aunque el proceso de excitación sea normal y la estimulación sea apropiada, no se consigue llegar al clímax. Esto es lo que conocemos como anorgasmia.

La anorgasmia puede causar dificultades en la persona que lo experimenta y en la pareja, produciendo frustración y disminución de nuevos encuentros eróticos debido a la creencia de no poder disfrutar completamente las relaciones sexuales.

 

Tipos

La falta de orgasmo no se da de la misma forma en todas las personas, hay quien no ha experimentado un orgasmo nunca y quienes después de haber tenido orgasmos, ahora no pueden llegar al clímax e, incluso, tenerlos sólo en situaciones concretas. También hay que tener en cuenta el tipo de práctica sexual, ya que existen personas que pueden llegar al orgasmo con un tipo de estimulación y no con otra.

 

Causas

Solo un 5% de las causas de la anorgasmia son orgánicas, es decir, es mínima la posibilidad de que la falta de orgasmo se deba a un aspecto médico, por lo que es el factor psicológico el que predomina en este tipo de dificultad. La información sexual recibida, relaciones sexuales previas, creencias culturales o religiosas, monotonía en los encuentros sexuales, presión o culpabilidad hacia la pareja, pueden ser algunas de sus causas.

 

La trampa de las expectativas

En muchas ocasiones es la expectativa de llegar al orgasmo la que dificulta poder llegar a éste de una manera natural y satisfactoria. Existe una marcada creencia en nuestra sociedad de que el orgasmo es la meta de las relaciones sexuales y en ese momento uno tiene que vivir un cúmulo de sensaciones placenteras parecidas a unos “fuegos artificiales”. Pero esta expectativa es errónea ya que cada persona experimenta el orgasmo de una manera diferente, hay quien tiene una estimulación gradual hasta llegar al orgasmo, otros se mantienen largo tiempo en la etapa de estimulación y llegan de repente, otros pueden tener orgasmos de menos intensidad, etc.

 

Tanto si la dificultad viene de las expectativas como de otros aspectos psicológicos, comentados en el presente artículo, es necesario mostrar una actitud adecuada ante el sexo, sintiéndonos seguros y disfrutando de los encuentros sexuales. En ocasiones, no nos es posible conseguir un clima adecuado por lo que es aconsejable la ayuda profesional de un psicólogo experto que te ayude a poder disfrutar de las relaciones sexuales plenamente.